carmen rivero


 
http://carmenrivero.com/files/gimgs/th-34_diesiseis_v2.jpg
 
 
http://carmenrivero.com/files/gimgs/th-34_uno_v2.jpg
 
 
http://carmenrivero.com/files/gimgs/th-34_cuatro_v4.jpg
 
 
http://carmenrivero.com/files/gimgs/th-34_56-copia.jpg
 
 
http://carmenrivero.com/files/gimgs/th-34_tres_v4.jpg
 
 
http://carmenrivero.com/files/gimgs/th-34_dos_v3.jpg
 
 
http://carmenrivero.com/files/gimgs/th-34_quince_v2.jpg
 
 
http://carmenrivero.com/files/gimgs/th-34_trece_v2.jpg
 
 
http://carmenrivero.com/files/gimgs/th-34_siete_v4.jpg
 
 
http://carmenrivero.com/files/gimgs/th-34_seis_v4.jpg
 
 
http://carmenrivero.com/files/gimgs/th-34__1 (1 de 1).jpg
 
 
http://carmenrivero.com/files/gimgs/th-34_ocho_v4.jpg
 
 
http://carmenrivero.com/files/gimgs/th-34_nueve_v3.jpg
 
 
http://carmenrivero.com/files/gimgs/th-34_cinco_v2.jpg
 
 
http://carmenrivero.com/files/gimgs/th-34_doce_v3.jpg
 
 
http://carmenrivero.com/files/gimgs/th-34_diez.jpg
 
 
http://carmenrivero.com/files/gimgs/th-34_catorce.jpg
 

Yo puse los pies en aquella parte de la vida, más allá de la cual no se puede ir con el pensamiento de retorno. (Dante Alighieri)

Los viajes de iniciación suelen depender de un azar profundo, una fuerza al margen de la voluntad del desplazado. Robinson Crusoe desobedece a sus padres y sube al barco que lo pondrá a prueba; el mar le otorga otra identidad, cubriéndolo con gruesas olas al modo de un bautizo. El descastado cae al agua; junto a él, flotan dos zapatos que no hacen juego. Este detalle nimio le revela su nueva condición: es un náufrago.

La tentación del viaje: ser otra en otras circunstancias. Permanecer en mi país es reiterarme como la peor de las costumbres. A lo largo de las décadas descubrí el paradójico sentido de mis Wanderjahre (años de peregrinaje); en el aprendizaje en movimiento encontré una significativa manera de volver a casa.